Cómo sanar heridas emocionales

Es importante hacer un alto en cualquier momento de nuestra vida, con el fin de mirarnos al interior de cada uno de nosotros y reflexionar sobre algunas reacciones, comportamientos o actitudes que tenemos y que no son las más adecuadas, porque me afectan y lastiman a las personas que están viviendo y compartiendo conmigo y son las que más amo. Por lo tanto se hace necesario que busquemos una sana convivencia, una buena armonía, mejorar las relaciones personales en mi entorno, conseguir la paz, la felicidad y evitar las enfermedades en mi vida.

 

Al identificar los momentos específicos y situaciones concretas que me llevan a reaccionar de esa manera no adecuada, estoy identificando las heridas que tengo y que me están haciendo daño, que han sido ocasionadas en alguna de las etapas de mi vida, que deben ser sanadas y es el momento de iniciar a trabajar estando muy vigilante y pendiente para superar y evitar volver a caer en lo mismo, esto lo podemos ir logrando con la ayuda de Dios a través de la oración y del perdón.